Los españoles tienen la vitamina ‘del sol’, la D, más baja que en los países nórdicos

España, al igual que otros países mediterráneos, es la cuna del sol. Y, sin embargo, por curioso que parezca la población española tiene falta de vitamina D. Según un estudio liderado por Diana Díaz Rizzolo, profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) e investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer, no se realizan suficientes análisis de los niveles de vitamina D y, por tanto, no se contrarresta una posible bajada de los mismos.

En cambio, en países nórdicos como Finlandia o Suecia y Reino Unido sí se llevan a cabo campañas de control y prevención, además de suplementación. Así, la población de estos países, paradójicamente, muestra mejores niveles de vitamina D que los jóvenes españoles.

En el estudio de la investigadora Díaz, con el apoyo del eHealth Center de la UOC y utilizando información del programa PADRIS (Public Data Analysis for Health Research and Innovation Program), se analizó una muestra de más de medio millón de individuos de más de 18 años. Los resultados arrojaron que el 80 % de los jóvenes tenían niveles inferiores de vitamina D a los deseables, pero la mayoría no recibían suplementación. Por otro lado, esta sí al grupo de mujeres de más de 45 años, ya que se controlan mediante análisis mucho más.

Falta de control y dietas bajas en vitamina D
La falta de control de los niveles de vitamina D, junto con el uso de los protectores solares y una dieta baja en alimentos que contengan esta vitamina, puede ser las causas de su déficit. Esto, unido a la falta de control, genera esta situación generalizada de bajos niveles de vitamina D en la población española.

Para la doctora Díaz, “sería necesario medir de forma sistemática los niveles de vitamina D de toda la población en un periodo determinado para tener una fotografía real de lo que pasa”. A partir de ahí, “habría que realizar estudios sobre cómo afectan estos niveles al estado de salud de las personas con el objetivo de poder tomar una decisión clara: o bien se suplementa cuando hay deficiencia o, si no, se deja de media en los grupos que no lo necesiten”.

¿Qué es la vitamina D?
La vitamina D es una hormona esencial en diferentes procesos del cuerpo, explican desde la UOC, principalmente en la absorción y el mantenimiento del calcio. Así, es fundamental para conservar fuertes los huesos, pero también tiene un rol en los procesos de inflamación, el sistema inmune, el crecimiento celular y el metabolismo.


Mantener una alimentación completa es la clave para superar la astenia otoñal
Comer adecuadamente antes y después de entrenar ayuda a conseguir los objetivos deportivos.
Diez alimentos que benefician la salud femenina: del calcio al potasio
Varios estudios concluyen que no se le da la importancia que se merece a esta vitamina, una situación grave que afecta especialmente a los grupos de riesgo según el estudio “Paradoxical suboptimal vitamin D levels in a Mediterranean area: a population-based study”. Otra conclusión de este estudio es que no se cumplen las normativas ni las recomendaciones en la medición de niveles de vitamina D en los colectivos de riesgo, y, además, cuando se detectan niveles bajos, no se prescriben suplementos.

La doctora Díaz Rizzolo explica que “la principal vía de obtención de la vitamina D es la producción propia a través de la exposición al sol” y que “paradójicamente, en países mediterráneos como España, los niveles de vitamina D de la población son más bajos que en países nórdicos como Finlandia, el Reino Unido, Islandia, Suecia o Irlanda”, ya que en estos se llevan a cabo campañas de suplementación de vitamina D.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *